domingo, 7 de agosto de 2016

Like Diamonds in the Sky

¡Bienvenidos de nuevo al blog! Tal y como había comentado en la entrada anterior, hoy os traigo el nail art más laborioso que he hecho en mi vida y, por lo tanto el que más tiempo me ha llevado terminar. ¡¡En total estuve 2 tardes enteras y parte de una mañana poniendo rombitos!! ¡Y ha merecido la pena totalmente!


Como recordaréis si habéis visto la última manicura que subí hace un tiempo, llevaba un accent nail en el que había cubierto la uña con rombos naranjas. Me decidí a hacer la versión alocada de esa manicura porque quería saber cómo quedarían todas las uñas con la técnica. ¡Y aquí os dejo el resultado!

Like Diamonds in the Sky - luz solar directa

Like Diamonds in the Sky - sombra

Like Diamonds in the Sky - luz solar directa

Like Diamonds in the Sky - luz solar directa
(mano derecha: se me había roto la uña corazón y todavía no había alcanzado el largo de las demás)

Like Diamonds in the Sky - luz solar directa

Like Diamonds in the Sky - sombra

Después de poner todos los rombos apliqué tres capas de esmalte transparente para suavizar y alisar la superficie y evitar que se levantasen las puntas. Es mejor utilizar un top coat porque protege mejor la uña y dura más, pero en ese momento no tenía, así que me apañé como pude. He puesto varias fotos de las uñas tanto a la sombra como ante luz solar directa, ya que parece que la cámara capta los colores de formas distintas.

Como anécdota os dejo las siguientes fotos. Después de unos días llevando esta manicura empezó a desgastarse el esmalte (lo cual hubiese tardado más en pasar si hubiese puesto top coat en lugar de esmalte transparente).

Like Diamonds in the Sky - esmalte pelado

Like Diamonds in the Sky - esmalte pelado (parte de atrás)


En un momento dado rocé la uña y al llevar tantas capas de esmalte –la base de color verde, la capa de esmalte transparente en la que van pegados los rombos, la capa que forman los rombos en sí y las tres capas que actúan como sello– el esmalte se peló entero, de una sola pieza, como si hubiese pegado una uña postiza encima. De hecho, si no supiera que los rombos están pegados uno a uno podría parecer un dibujo en una uña postiza. Como nunca me había pasado nada igual y me hizo gracia decidí sacarle una foto hahaha.

Y esto es todo por hoy. ¡Espero que os haya gustado la manicura! ¡Nos vemos en la próxima entrada! ¡Un beso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario